web analytics

Nos trasladamos en el tiempo, cuando Madrid no tenía ni tantos coches en sus calles, ni las prisas se adueñaban de sus ciudadanos. Donde pasear de la mano era lo máximo que estaba permitido y darse un beso en público significaba ser demasiado atrevido. Un Madrid dónde los noviazgos se acompañaban de carabinas y el volumen de la ausencia se trataba con cartas escondidas para leer y releer y suspirar en cada una de sus  lineas.

Madrid de cafés, Madrid de parques, Madrid: Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal… Chamberí donde nos encontramos.

Vintage love, al fin y al cabo AMOR

Si queréis ver más fotos de esta preboda podéis hacerlo aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hello, world!