web analytics

Algo que me gusta hacer son los reportajes preboda.  Ya sabéis que para mi y para cualquier fotógrafo que se precie (y yo me “precio”) es importante tener cierta complicidad con los novios y ciertamente, qué mejor manera que pasar un día agradable o simplemente unas horas compartiendo el tiempo con buena charla, y haciendo eso que nos gusta: fotografiar y alcanzar el objetivo que yo al menos me impongo, que se sientan relajados.

Algo que parece tan sencillo, a veces y sólo a veces no lo es tanto. Y esta fue una de esas veces, porque al principio no querían preboda. Y Sres., tuve que sacar mi vena “comercial” y después de dar tropecientos argumentos, algunos buenos y otros geniales, seguían reticentes. Pero al final no simplemente conseguí eso, sino que al final fueron dos reportajes. Puedo llegar a ser muy convincente, lo se.

Así que para este reportaje localizamos un antiguo puente de hierro al que pienso volver porque fotográficamente las posibilidades son infinitas y nos dedicamos a eso, a pasar la tarde.

Sinceramente espero que os gusten.

Y como siempre si queréis ver más fotos de esta preboda, podéis hacerlo aquí

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Hello, world!