web analytics

Y la lluvia que no había caído en todo el invierno, se concentró en unas horas, digo minutos en Madrid, así que si un día de boda es un día de nervios imaginad a Tomasz, si con z porque es polaco, mirando por la ventana y pidiendo entre susurros que no cayera la mundial.

Natalia sin embargo estaba mucho más tranquila mientras se ponía su bonito traje del diseñador Justin Alexander que por cierto es poco visto por aquí. Mucho más tranquila porque sabía que había llegado el día perfecto para comenzar una nueva vida, rodeada de todos sus familiares, amigos… de todos aquellos que la quieren y marcan una sonrisa en la cara viéndola feliz.

Spain is different, yes it is. Pero realmente me sorprendió la parte polaca de la boda. Los familiares venidos desde distintos puntos de Polonia, su contagiante alegría sus costumbres y su forma de vivir ese día tan emocionante y especial para los novios.

Y muy diferente me pareció la forma ordenada en la que se pusieron para felicitar a los novios después del enlace: en fila para saludarles, abrazarles, besarles y mostrar sus mejores deseos.

Spain is different, yes it is: nosotros un pelín menos organizados.

Y aquí os dejo con una pequeña muestra de lo que sucedió aquel día.

Si quereis ver más fotos de esta boda podeis visitar la página de Carlos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Hello, world!