web analytics

Desde que conocimos a Edu y a Rosy supimos que su boda iba a ser especial, ya no por el sitio tan espectacular que habían escogido para darse el “sí quiero”: El Castillo de Batres , sino por el tinte íntimo y familiar que inundaría todo ese día. Venezolanos de nacimiento, tierra a la que yo también estoy unida por lazos familiares, con amigos repartidos a lo largo y ancho de todo el mundo, consiguieron con la inestimable ayuda de Elite Wedding Planners dar con la clave para que el día fuese maravilloso.

Ni que decir que ha sido una de las bodas con la que más me he emocionado, y que llevo cantando su vals desde ese 13 de mayo. No sólo emoción hubo, sino risas, complicidad y compadreo entre cada uno de ellos. Y he tenido la suerte de poder compartirlo y disfrutarlo.

Ha sido difícil escoger entre la cantidad de fotografías de ese día para dar unas simples pinceladas de lo que fue su boda. Espero que las disfruten y que les hagan recordar todo lo que pasó ahí.

Si queréis ver si preboda por el Madrid más vintage, podéis hacerlo aqui

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hello, world!