web analytics

Hacienda Zorita de Salamanca

Jose Antonio, parecía tranquilo. Pero sólo eran las apariencias. Después de la ceremonia por fin pudo descansar y lo decimos literalmente, porque si lo dejamos se queda tomando el sol en una de las muchas tumbonas que hay esparcidas por toda la Hacienda.

 Un invitado muy especial, del que tenemos un completísimo reportaje fotográfico pero únicamente vamos a mostrar los comienzos del mismo, porque sólo con el podríamos hacer un bonito “reportaje de boda”

Azahara: esa novia tranquila, sorprendentemente tranquila en un día tan especial. Quizás la primera novia a la que fotografía sin un ápice de nervios. Aunque claro como se suele decir la procesión va por dentro y a medida que se acercaba el momento un poco de mariposas en el estómago sentía.

Si queréis ver más fotos de esta boda haz click

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Hello, world!