web analytics

La primera impresión que se lleva uno de Burgos, la capital del Arlanzón, es su bellísima Catedral dominando la ciudad y su esencia: gótica y señorial. Ciudad en la que aun se respira la herencia de glorias pasadas.

Hasta allí nos desplazamos, y en una semana escasa volveremos para ser testigos de su boda. Y estaremos seguros de que el amor en esta ocasión es que Alejandro mire a Alicia y Alicia mire a Alejandro y sus caras se iluminen. Con ellos te das cuenta que las distancias no existen en el corazón.

Si quieres, puedes ver otra versión distinta a la mía aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hello, world!